Las características geográficas del país lo hacen más vulnerable al cambio climático

Uno de los temas centrales discutidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre pasado fue la emergencia climática, un problema que amenaza al mundo entero, y en Panamá ya hay afectados. Se trata de la comunidad de Gardí Sugdub en la región de Guna Yala, que está siendo reubicada debido al aumento del nivel del mar. Los primeros «migrantes climáticos» del país.

Un desafío que requiere acciones urgentes y planificadas para que el país pueda mitigar sus efectos, con miras a adaptar sus instituciones. Un trabajo impulsado por el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNA Panamá), una iniciativa del Fondo Verde para el Clima del Ministerio del Ambiente (MiAmbiente) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

“Estos planes nacen de una decisión tomada por la Convención de la ONU sobre Cambio Climático y dan el mandato a los países de prepararse para enfrentar la vulnerabilidad y los riesgos de la emergencia climática a través de planes y estrategias de adaptación”, René López, coordinador del PAN Panamá, dijo este jueves en la «Portada» de La Estrella de Panamá.

El plan, explicó el especialista, tiene como objetivo fortalecer las capacidades nacionales en adaptación climática en sectores prioritarios del país como agricultura, salud, energía, infraestructura y asentamientos humanos.

«El proyecto tiene un componente muy fuerte de manejabilidad y gobernanza en la adaptación climática, y la coordinación interinstitucional es clave», señaló.

Enfatizó que dentro de este enfoque se deben hacer ajustes en diversas normativas, ya que la mayoría de los temas relacionados con el cambio climático están sujetos a la competencia de MiAmbiente, cuando el problema surge en varios sectores en los que deben intervenir otros ministerios. Entre estos desafíos, destacamos las enfermedades agravadas por los cambios de temperatura –papel del Ministerio de Salud– o los cambios en las políticas agrícolas debido al aumento de las sequías (Ministerio de Desarrollo Agropecuario).

“Panamá es una región extremadamente vulnerable por sus características físicas. La estrechez del istmo y la forma de la geografía panameña hacen que esta vulnerabilidad sea mayor en comparación con otros países latinoamericanos”, señaló.

Otro aspecto que cubre el plan tiene que ver con la educación y concientización sobre los efectos de la emergencia climática. Al respecto, indicó que lo primero es que la ciudadanía sepa que este es un problema cuyas consecuencias se ven paulatinamente, lo que no le quita urgencia. Por este motivo, la propuesta contiene directrices de sensibilización.

Puede interesarte

Altera el ecosistema del muro fronterizo

05 MIN 00 SEG Grupo REFORMA Ciudad de México (26 de mayo de 2024).-21:00 horas. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *