Inicio / Jardinería / La mejor manera de lidiar con las hojas de otoño

La mejor manera de lidiar con las hojas de otoño

El otoño está aquí, y con él una de las tareas más temidas: la lucha contra las hojas muertas. Los propietarios de jardines que piensen: «Debe haber una forma mejor«, no teman. Hemos hablado con los expertos para que nos recomienden cómo manejar las hojas con la máxima eficacia (y el mínimo dolor de espalda).

Lamentablemente, parece que hay que hacer algo con los restos que caen en el jardín. Unas cuantas hojas aquí y allá no hacen daño, pero si dejas que se apilen y permanezcan durante meses sobre el césped, estarás creando las condiciones perfectas de oscuridad y humedad para el moho de la nieve que mata la hierba, dice John Kaminski, investigador de céspedes de la Facultad de Ciencias Agrícolas de Penn State. Cuando llegue la primavera, tendrás que retirar todo ese material muerto y, además, tendrás que plantar nuevos brotes para reemplazar las zonas desnudas, dice Kaminski.

Elija las herramientas adecuadas

Las herramientas que utilices pueden ayudar a que esta tarea sea mucho más manejable.

En primer lugar, Kaminski recomienda adquirir un rastrillo de hojas. Hay más de un tipo de rastrillo, y cada uno tiene su propósito. Por ejemplo, un implemento de acero más pesado puede airear el césped en primavera, pero pesa demasiado para ocuparse de las hojas más ligeras. Para esta tarea, querrás un rastrillo ligero con un mango lo suficientemente largo para no tener que agacharte repetidamente y posiblemente lesionarte la espalda.

Un rastrillo de hojas ajustable también puede ayudarte a recoger las hojas que puedan haber caído entre los parterres, así como las que están en tu jardín, sin tener que cambiar de herramienta, dice Matthew Cook, director de arboreto y terrenos del Jardín Botánico de Nueva York.

También puedes utilizar un soplador de hojas para amontonarlas, dice Kaminski. Muchos sopladores grandes funcionan con gasolina, lo que los hace menos ecológicos que el rastrillo de baja tecnología. Sin embargo, hay sopladores eléctricos y a pilas en el mercado. Un soplador también puede ayudar a las personas mayores o a las que no están en forma a salir y cuidar de sus jardines, dice Cook.

Según Cook, otra opción de alta tecnología es segar por encima de las hojas, convirtiéndolas en mantillo sobre el césped. Esto permite que las hojas en descomposición se absorban de nuevo en el suelo. «Yo diría que el mejor rastrillo es un cortacésped», afirma.

Cook recomienda quitar la bolsa del cortacésped de casa y dejar que las hojas picadas y los recortes de hierba caigan para fertilizar el suelo. Señala que la hierba crece más durante la primavera y el otoño, cuando los días son cálidos y las noches frescas. Por ello, mucha gente sigue cortando la hierba durante gran parte del otoño. Y ya de paso se ocupan de las hojas.

Sin embargo, Kaminski advierte que demasiadas hojas en descomposición pueden alterar la química del suelo. Un suelo sano tiene normalmente una proporción de 20 a 24 partes de carbono por una parte de nitrógeno. Las hojas muertas contienen mucho carbono, entre 30 y 80 partes de carbono por una de nitrógeno. Todo ese carbono extra inunda el suelo cuando las hojas se descomponen, lo que significa que la descomposición consume el nitrógeno, por lo que no estará disponible para ayudar al crecimiento de las plantas en primavera.

Cook está de acuerdo en que el césped sólo puede absorber una cantidad determinada de hojas muertas. Incluso si optas por el método del acolchado al principio, con el tiempo tendrás que empezar a recoger las hojas muertas y trasladarlas a otro lugar. Pero también puedes hacerlo con el cortacésped: Sólo tienes que volver a poner la bolsa para poder recoger esas hojas cortadas y eliminarlas sobre la marcha, dice Cook.

Ahora que tiene el equipo adecuado, es el momento de decidir cuándo va a abordar esta monumental tarea. El momento dependerá de tu horario y de la cantidad de hojas que puedas rastrillar en un día.

Cuando vivía en una casa con patio, Kaminski dice que esperaba a que cayeran todas las hojas y terminaba de rastrillarlas todas a la vez. Este es el método más eficaz, pero también el más laborioso.

Si puedes sacar tiempo para hacer un poco cada fin de semana, esto será más fácil para tu cuerpo, porque tu pila de hojas siempre se mantendrá en un tamaño manejable.

En cuanto al método de cortar y triturar, Cook dice que es mejor ocuparse de las hojas con regularidad, igual que se corta el césped una vez a la semana. Esto también evita que las hojas se acumulen y bloqueen la luz del sol durante un periodo de tiempo en el que la hierba debería estar creciendo y prosperando.

Por último, no olvides tener en cuenta el tiempo. La lluvia hará que las hojas pesen y sean más difíciles de mover. Por otro lado, las condiciones de un día de viento harán mucho más difícil acorralar los restos.

Estrategias de rastrillado

Cada patio y parcela de césped es un poco diferente, dice Cook. Por ello, averiguar qué estrategia funcionará mejor para cada uno se convierte en un reto interesante.

Kaminski recomienda rastrillar hacia el destino final de las hojas, ya sea una pila de compost o un contenedor municipal. Empieza por el punto más alejado de ese lugar y luego rastrilla hacia él. Sin embargo, si el día es ventoso, Kaminski recomienda rastrillar a favor del viento, para no tener que luchar contra la naturaleza.

No rastrille todas las hojas en un gran montón, ya que será muy difícil de mover. En su lugar, Kaminski dice que debes rastrillar algunas hojas en un montón más pequeño sobre una lona, arrastrar o llevar la cubierta del suelo a tu pila de compost o al contenedor de la acera, y deshacerte de ella. A continuación, repite la operación. De esta manera, puedes separar la tarea en ejercicios discretos, dice Kaminski.

Tomar descansos regulares es otra parte importante de esta tarea. De lo contrario, el ejercicio vigoroso te cansará demasiado rápido. «Al igual que palear la nieve«, dice, «es una actividad física, así que hay que tener mucho cuidado con el ritmo».

Puede interesarte

Cuatro cosas que necesita su césped en otoño

El verano no es la estación más fácil para el césped: los días calurosos y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *