«La ciencia es fundamental para desarrollar soluciones al cambio climático»

La Universidad de Chile será sede del simposio internacional Vientos de Cambio, un evento gratuito el próximo martes 28 de mayo de 2024, a las 8:30 horas. se llevará a cabo en el Salón de Honor de la Casa Central, según informó la Casa de Bello.

Organizado con la Embajada de Nueva Zelanda en nuestro país, el simposio contará con destacados investigadores, académicos y líderes de opinión de ambos países para discutir temas críticos relacionados con el cambio climático, las políticas públicas y los negocios.

En este contexto, el profesor Christopher Moy de la Universidad de Otago, fundador del programa Vientos de Cambio, quien visitó nuestro país, destacó la importancia de la cooperación entre Chile y Nueva Zelanda para generar soluciones innovadoras y el papel esencial de la inclusión de perspectivas indígenas. en este proceso.

Moy es un destacado investigador cuyo trabajo se centra en el uso de núcleos de sedimentos para evaluar los cambios históricos en el clima del hemisferio sur, el ciclo del carbono y la biogeoquímica marina. Ha trabajado extensamente en Nueva Zelanda, las islas subantárticas de Auckland, el sur de Sudamérica y el Golfo de Alaska. Su experiencia y profunda conexión con Chile lo llevaron a establecer el programa Vientos de Cambio, que busca promover la colaboración científica y académica entre ambos países.

-¿Puedes contarnos sobre tu vinculación con Chile y cómo surgió la iniciativa del programa Vientos de Cambio?

– Hace unos 20 años tuve la oportunidad de vivir un año en Chile gracias a una beca Fulbright mientras realizaba mi doctorado. Esa experiencia fue fundamental para el desarrollo del programa Vientos de Cambio. Durante mi estadía en Chile conocí personas increíbles y aprendí mucho, lo que me motivó a querer recrear esas conexiones y beneficios a través de un programa que reunió a jóvenes científicos de Nueva Zelanda y Chile. Así nació Winds of Change, bajo la bandera del Centro de Excelencia de Asia Pacífico en Nueva Zelanda.

– ¿Qué espera del simposio que se realizará en la Universidad de Chile?

– Espero que este simposio sea una excelente oportunidad para reunir a personas con experiencia interdisciplinaria en ciencia climática para discutir los principales desafíos del cambio climático. Mi visión es que los participantes de Nueva Zelanda y Chile puedan establecer una red de colaboración sólida y duradera que les permita, a medida que avanzan en sus carreras, tomar decisiones informadas sobre cómo afrontar el futuro. Compartimos muchos desafíos y oportunidades, y esta oportunidad podría ser el comienzo de una colaboración fructífera.

– ¿Cuáles son los principales desafíos y oportunidades que ve en la implementación de políticas climáticas efectivas en ambos países?

– Ambos países enfrentan desafíos comunes, como la dependencia económica de sectores con alto impacto ambiental, como la agricultura en Nueva Zelanda y la minería en Chile. También compartimos problemas como la escasez de agua, que es particularmente grave en Chile, pero que también está empezando a ser una preocupación en Nueva Zelanda. La transición a las energías renovables requiere importantes inversiones. Sin embargo, ambos países también tienen oportunidades geográficas similares, como potencial hidroeléctrico y geotérmico, debido a nuestra ubicación en el Anillo de Fuego del Pacífico.

– La inclusión de los pueblos indígenas es un tema central del simposio. ¿Cómo ve el papel del conocimiento tradicional en la formulación de políticas sostenibles?

– Creo que es fundamental. La inclusión de los pueblos indígenas y sus perspectivas no es sólo una cuestión de equidad, sino que también proporciona conocimientos valiosos sobre la gestión de paisajes, entornos costeros, pesquerías y bosques, así como la gestión del agua. Combinar prácticas tradicionales e indígenas con enfoques más occidentales puede conducir a soluciones más integrales y sostenibles.

– Esta es la primera vez que el simposio se realiza en Chile. ¿Qué significa esto para el programa Vientos de Cambio?

– Correcto, iniciamos el programa en 2020 y hasta ahora hemos confiado en Zoom para conectar a los participantes debido a la pandemia. Este simposio en Chile es una gran oportunidad para fortalecer esas conexiones y hacerlas más tangibles. Elegimos el nombre Vientos de Cambio porque refleja los vientos que afectan a ambos países y es una metáfora de las conexiones que queremos fomentar entre Nueva Zelanda y Chile.

– Finalmente, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a los jóvenes investigadores y estudiantes que asistirán al simposio o leerán esta entrevista?

– El papel de la ciencia es decisivo a la hora de identificar problemas y desarrollar soluciones efectivas al cambio climático. Es esencial apoyar a los investigadores jóvenes para que se conviertan en líderes en el campo y aboguen por un cambio significativo. La colaboración interdisciplinaria es clave y espero que este simposio inspire a los jóvenes a contribuir activamente a responder a los impactos del cambio climático.

  • Para saber más sobre lo que está pasando en el mundo de la ciencia y la cultura, súmate a nuestra comunidad Cultívate, la Newsletter de El Mostrador sobre estos temas. Únete gratis AQUÍ.

Puede interesarte

Altera el ecosistema del muro fronterizo

05 MIN 00 SEG Grupo REFORMA Ciudad de México (26 de mayo de 2024).-21:00 horas. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *