Genética y ecología, a mano.

Carga comunidades microbianas Realizan funciones fundamentales en ambos entornos. natural como biotecnológico. Para saber cómo afecta la inclusión de un organismo a la comunidad, no basta con saber si realizará o no una función específica, es necesario Identificar cuantitativa y precisamente las interacciones óptimas entre los organismos y su entorno.

Un trabajo liderado por el Instituto de Biología Funcional y Genómica, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de Salamanca, demostró que esto interacciones entre especies se puede estudiar utilizando el el mismo tipo de modelos estadísticos que sirvieron para comprender y predecir las interacciones entre genes.

Numerosas aplicaciones en biotecnología

“Las múltiples funciones de las comunidades microbianas surgen de una compleja red de interacciones entre los organismos y su entorno. «Esto dificulta nuestra capacidad de predecir y explotar el potencial de los microorganismos para aplicaciones biotecnológicas», señala. John Diaz-Colunga, primer autor del artículo e investigador del IBFG-CSIC-USAL. Por ello, el equipo de investigación formó cientos de ecosistemas microbianos artificiales para explicar la relación entre las especies que componen un ecosistema y sus características.

El trabajo utilizó modelos predictivos que analizaron los patrones de «epistasis en todo el mundo(circunstancia por la cual la expresión de un gen se modifica como consecuencia de la expresión de otros genes) de la que existe evidencia en genética. Estos modelos, traducidos a ecosistemas, permiten la interpretación cuantitativa de la función ecológica en términos de interacciones por pares entre miembros de la comunidad.

Ingeniería ecológica

«Podemos decir que el «juego» entre genes y el «juego» entre especies tienen la misma las mismas reglas, al menos desde un punto de vista matemático. Si gracias a estos modelos podemos hacer ingeniería genética, también deberíamos poder hacer ingeniería ecológica: diseñar comunidades completas que realicen eficientemente tareas importantes en biotecnología», apunta Díaz-Colunga.

El hallazgo tiene implicaciones prácticas muy importantes, como lo destaca Álvaro Sáncheztambién autor del estudio y científico del IBFG-CSIC-USAL: «Nuestros resultados abren un camino inexplorado para predecir cuantitativamente la función de los consorcios microbianos a partir de su composición. «Abre el camino para predecir la función biológica a muchas escalas, desde genes y organismos a los ecosistemas.»

Síguenos en nosotros canal whatsapp y no te pierdas las últimas novedades y todas las novedades de antena3noticias.com

Puede interesarte

Altera el ecosistema del muro fronterizo

05 MIN 00 SEG Grupo REFORMA Ciudad de México (26 de mayo de 2024).-21:00 horas. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *