Inicio / Consejos / Consejos para el mantenimiento del sistema hidráulico de las cargadoras de ruedas

Consejos para el mantenimiento del sistema hidráulico de las cargadoras de ruedas

Una de las partes más importantes de una cargadora de ruedas es su sistema hidráulico porque cualquier pequeña falla en él puede afectar su rendimiento general. Por esta razón, es necesario un mantenimiento y cuidado adecuados para garantizar una vida útil más prolongada, así como el máximo rendimiento y confiabilidad del sistema. Por lo tanto, es muy importante saber cómo mantener correctamente el sistema hidráulico para obtener el máximo rendimiento constante de la cargadora.

El mantenimiento correcto y regular del sistema hidráulico no solo prolonga la vida útil y mejora la eficiencia, sino que también evita averías frecuentes y prematuras de la máquina, con el consiguiente ahorro en costes de servicio y reparación. Sin embargo, es importante familiarizarse con el cargador y comprenderlo bien, así como su rendimiento, condiciones de funcionamiento, estructura y condiciones de trabajo antes de realizar cualquier trabajo de mantenimiento.

Los primeros 6 meses después de comprar cualquier cargador nuevo son muy críticos para determinar su vida útil posterior. Durante este período, se deben realizar controles periódicos, ya que son muy importantes según el trabajo que esté realizando. Debe comprobar y prestar siempre especial atención a cuestiones tales como conexiones de tornillos sueltas, accesorios instalados, condiciones del aceite, por ejemplo, temperatura del aceite, así como el entorno y las condiciones de funcionamiento.

Las siguientes comprobaciones deben realizarse diariamente. Verificar que haya suficiente aceite en el sistema hidráulico y controlar la temperatura normal del aceite, teniendo cuidado de no trabajar a altas temperaturas. Tampoco debe haber fuentes de fugas de aceite en el sistema, ni tuberías dañadas o torcidas, ya que pueden provocar fugas y daños totales. Compruebe si hay conexiones de tubería sueltas o conexiones sueltas en áreas atornilladas.

El filtro de aceite también debe revisarse para ver si está obstruido. Se debe verificar la temperatura de la bomba hidráulica, así como el estado del motor y la presencia de ruidos inusuales. Todos los instrumentos, por ejemplo, manómetros y termómetros, deben revisarse para detectar cualquier mal funcionamiento. Debe realizar una prueba de funcionamiento de todo el sistema hidráulico para asegurarse de que no se pasó por alto ningún problema durante la inspección.

Las comprobaciones y pruebas de la máquina no solo deben realizarse antes de ponerla en funcionamiento, sino también después de haberla utilizado durante varias horas. Los servicios de mantenimiento después del trabajo en la máquina incluyen la fijación y el reemplazo regular de los elementos de sellado, el reemplazo y la limpieza regulares de varias partes hidráulicas, el reemplazo de los elementos del filtro y la limpieza de los tanques y tuberías de combustible, así como el cambio de aceite en el sistema. Estos son algunos consejos de mantenimiento comunes relacionados con el sistema hidráulico de una cargadora de ruedas.

Puede interesarte

Cómo pegar el fondo

Crear una pared característica con papel tapiz es una excelente manera de agregar color, textura …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.