Biodiversidad | Natura 2000: una red de protección ambiental amenazada por la agricultura – El Salto

Es el mes de febrero y la mayor parte de la Laguna de Doñana ya está seca. Ni siquiera las lluvias de los días anteriores lograron sacar el agua donde antes estaba. Y es una situación que empieza a volverse crítica, afirma Miguel de Felipe, biólogo de la Estación Biológica de Doñana. «Siempre he estado conectado con el pantano, desde pequeño, y he visto cambios tremendos», explica el científico.

Anteriormente, Doñana contaba con tres tipos de lagunas repartidas en una red de casi 4.000 embalses de agua. Las efímeras sólo aparecían en los días de lluvia, cuando había más agua. Las tormentas se secaron en verano pero tuvieron agua el resto del año. Y las permanentes, apenas tres, resistieron incluso los meses de verano.

Pero ya nada es así. Durante los últimos dos veranos, incluso la laguna de Santa Olalla, la más grande de la zona, se secó, poniendo en peligro la biodiversidad que de ella depende. Y aunque la sequía de los últimos años no ha ayudado a mejorar la salud del parque natural, Miguel de Felipe asegura que el verdadero motivo está bajo tierra, en la sobreexplotación del acuífero que alimenta la zona. «Aquí (en la zona sur) lo que más nos afecta es el balneario (turístico) de Matalascañas, pero si te acercas a la parte norte ves que es el efecto de la agricultura intensiva el que domina», explica el biólogo.

Según el informe El estado de la naturaleza en la UE, tres cuartas partes de los hábitats en Europa se encuentran en malas o malas condiciones y un tercio todavía se está deteriorando. Sólo el 9% mejoró

Un estudio publicado el año pasado y liderado por el biólogo constató que el 59% de las lagunas de Doñana no se llenan desde al menos 2013, y que el 83% ha acumulado menos agua y durante menos tiempo de lo esperado como consecuencia de los efectos propios de la clima. “A medida que se daña la condición del acuífero, la distribución de lagunas temporales y permanentes cambia. Desaparecen los muy efímeros, pero también desaparecen los que antes eran de temporalidad intermedia, se vuelven efímeros, y los que antes eran permanentes empiezan a secarse”, explica De Felipe.

Red Natura 2000 Doñana - 3

Plantación intensiva de fresas en una zona cercana a Doñana. A la falta de lluvias se suma la enorme cantidad de agua que necesita este tipo de cultivos agrícolas intensivos, lo que afecta gravemente a los acuíferos de la región y por tanto al ecosistema del Parque Nacional de Doñana.

Adriá Salido

Sin embargo, Doñana cuenta con uno de los grados más altos posibles de protección ambiental. Por ello, el humedal fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994 y está considerado reserva de la biosfera por la misma organización. Es también una de las joyas de la red Natura 2000, el programa que está en el centro de la política de protección del medio ambiente de la Unión Europea. Esta red fue creada en 1992 e incluye más de 27.000 áreas protegidas, con una extensión de más de 767.000 kilómetros cuadrados en tierra y 450.000 en áreas marinas.

Esta semana, en la que se celebra el día europeo de la red Natura 2000 -21 de mayo- y el Día Europeo de los Parques Naturales -24 de mayo-, Doñana recuerda que estas cifras de protección ambiental son insuficientes para garantizar que los ecosistemas más valiosos del continente no se degraden.

En Red Natura 2000 vs en PAC

El último informe Estado de naturaleza en la UE, publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente, señala que tres cuartas partes de los hábitats en Europa están en malas o malas condiciones y un tercio todavía se están deteriorando. Sólo el 9% mejoró. La misma Agencia admite que aunque «la red Natura 2000 muestra efectos positivos para muchas especies y hábitats, (…) no se ha alcanzado todo el potencial de la red».

«La PAC, diseñada para incrementar la producción, implica intensificación, y este proceso no tiene restricciones dentro de los lugares incluidos en la red Natura 2000», explica Carlos Palacín.

La agricultura es una de sus mayores amenazas. La misma agencia afirma que las actividades agrícolas como la intensificación, la fragmentación y el abandono de tierras representan la principal presión sobre los hábitats y las especies, con el 21% de toda la presión documentada. Además, el 50% de los problemas relacionados con la contaminación y la diversidad son resultado de la contaminación procedente de la agricultura.

Red Natura 2000 Doñana - 2

Vista de un alcornoque recientemente muerto que se ha secado por falta de agua. Hoy en día es habitual ver este tipo de árboles, completamente secos, dentro del Parque Nacional.

Adriá Salido

«La Política Agraria Común (PAC), diseñada para incrementar la producción, implica intensificación, y este proceso no tiene límites dentro de los lugares incluidos en la red Natura 2000», explica Carlos Palacín, científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC. que estudió la relación entre la política agrícola europea y las áreas protegidas. «Como resultado, la comunidad de aves está desapareciendo en las tierras de cultivo en lugares protegidos por regulaciones ambientales. Por tanto, existe un grave conflicto entre los objetivos de la legislación sobre conservación de la biodiversidad y la política agraria», continúa Palacín.

Esto es lo que ocurrió en Doñana, donde se establece una agricultura intensiva desde hace 40 años. “Antes había una agricultura más extensiva que no era tan dañina. Y además, al ser tierra firme, no dependía del agua subterránea. Pero en las últimas décadas todo se ha desplazado hacia el riego», explica De Felipe.

En Portugal, son los pinos y los eucaliptos, la mayoría destinados a la producción de papel y pellets de biomasa, los que ponen en peligro muchos ecosistemas de la red.

Parte de estas fincas, que producen principalmente frutos rojos, tienen regadío ilegal, lo que aumenta descontroladamente la presión sobre el acuífero, explica Juanjo Carmona, abogado y consultor medioambiental que trabaja para WWF en la zona. «Hay un rango que varía según el año, el precio, el agua, la ocasión o las actuaciones que realiza la Confederación (Hidrográfica del Guadalquivir) pero siempre estamos por encima de las mil hectáreas (de riego ilegal) y conseguimos localizar casi 2.000 hectáreas”, señala Carmona. En 2023, el gobierno andaluz presentó un proyecto de ley que intentaba legalizar parte de este riego no regulado, pero cuya tramitación fue suspendida por la polémica suscitada.

Una situación crítica en toda Europa

Este impacto de la agricultura en las áreas protegidas no es exclusivo de Doñana, y otros lugares de la red Natura 2000 corren destinos similares. En Portugal son el pino y el eucalipto, la mayoría destinados a la fabricación de papel y bolitas de biomasa, lo que pone en peligro muchos ecosistemas de la red «Aquí las áreas protegidas suelen estar mal gestionadas, especialmente en los últimos años en los que el Estado central abandona la gestión de estas áreas protegidas y las entrega a los municipios. Esto es cogestión : gestión compartida entre el gobierno central, la administración y los municipios», explica el conservacionista Paulo Pimenta.

Sierra de tablero Red Natura 2000 1

Un camión de transporte espera ser cargado con eucaliptos recién cortados alrededor de la Serra da Lousa. Posteriormente, estos eucaliptos son llevados a una de las plantas de celulosa ubicadas en la costa de Portugal.

Adriá Salido

Según Pimenta, en muchos casos las plantaciones se realizan antes de que estos lugares fueran reconocidos como espacios protegidos, pero «casi no se ha hecho ningún esfuerzo por restaurar la flora original». «El problema es que cuando esos eucaliptos arden, el fuego ya no se puede detener», afirma. Algo similar está sucediendo con las nuevas plantaciones de eucaliptos que se han abierto en los límites de los espacios protegidos y que suponen un riesgo de incendio para toda la zona, continúa Pimenta. Portugal ha sufrido numerosos grandes incendios forestales en los últimos años y, desde 2001, se han quemado más de 400.000 hectáreas de bosque, según Global Forest Watch.

Sin embargo, la Sierra de Lousa demuestra que hay plantaciones dentro de los parques que todavía están explotadas. Las laderas de la sierra, en la zona de Talasnal, aparecían desnudas a principios de mayo tras la reciente tala de pinos. En el extremo norte del parque, las plantaciones de eucaliptos se extienden a lo largo de kilómetros, invadiendo en algunos puntos la zona demarcada como protegida.

Sierra de mesa Natura 2000 roja 2

Vista de una plantación de pinos en la Sierra de Lousa. Es común ver plantaciones de pinos en la zona, ya que es una especie que se adapta mejor que el eucalipto a las regiones más altas.

Adriá Salido

A más de 2.500 kilómetros al noreste, en Alemania, se encuentra el Parque Nacional del Mar de Wadden, protegido por la red Natura 2000 y también Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El área es un humedal costero que juega un papel importante en la regulación de inundaciones, estabilización costera y captura de sedimentos. Las praderas marinas, que tradicionalmente han crecido en la zona, son clave para la supervivencia de muchas especies, pero la sobrefertilización asociada a las granjas porcinas cercanas ha provocado su progresiva desaparición durante décadas.

«El problema de la fertilización en el mar es que cuando tenemos muchos nutrientes, las pequeñas algas del agua crecen muy bien y estas algas impiden que la luz llegue al suelo. Y como resultado, el agua se vuelve mucho más turbia y hay mucha menos luz para los pastizales. Esto significa que no puede crecer tan bien», explica el Dr. Gregor Scheiffarth, biólogo del Parque Nacional del Mar de Wadden.

Red Natural 2000 Mar de Wadden

Dr. Gregor Scheiffarth, biólogo del Parque Nacional del Mar de Frisia, posa para un retrato en una de las zonas afectadas por la sobrefertilización de los cultivos. A una distancia considerable de las zonas donde más se practica la agricultura y la ganadería intensivas, ríos y acuíferos transportan fertilizantes al Mar de Wadden, un ecosistema único de alto valor ambiental.

Adriá Salido

Para proteger mejor este ecosistema importante y sensible, que ahora se está recuperando lentamente, el biólogo pide más franjas costeras donde los agricultores no fertilizan. Esto dará como resultado que terminen menos nutrientes en exceso en el agua. Este requisito no sólo se aplica a los agricultores que tienen sus campos justo detrás de la presa. «Por supuesto, muchas cosas llegan aquí a través de los grandes ríos. La cantidad que llega también se mide en los puntos de transición de los ríos al mar. Y la cuenca del Mar de Wadden se adentra muy, muy lejos hacia el interior, el Rin llega hasta Suiza. Toda nuestra gestión del agua, incluso tierra adentro, siempre tiene un impacto directo en lo que vemos aquí en la costa”, dijo Scheiffarth.

Red Natural 2000 Mar de Wadden

Las pequeñas algas se han visto afectadas por la sobrefertilización en la región. Las partículas procedentes de la agricultura y ganadería intensiva provocan que la luz solar no llegue correctamente al fondo marino, lo que afecta a la salud de estas algas y, en consecuencia, de los animales y organismos que se alimentan de ellas.

Adriá Salido

Carlos Palacín pide algo parecido; dejar que los ecosistemas respiren. «Las áreas protegidas deben extenderse a todas las áreas de distribución de la comunidad de aves agrícolas del Mediterráneo y la protección del hábitat debe ser efectiva», afirma el científico. «También se deben establecer condiciones ambientales que permitan el desarrollo de una agricultura sostenible y compatible con la conservación de estas especies. Los recientes cambios en la PAC van en dirección contraria, por lo que la supervivencia de la comunidad de aves asociadas a los cultivos, así como el resto de la biodiversidad adaptada a los cultivos tradicionales mediterráneos, ya ha desaparecido o corre gran riesgo de hacerlo. «, continuó. «Esta es la sexta extinción en la puerta de nuestra casa».

Fondo de Periodismo

Este artículo fue desarrollado gracias al apoyo del Fondo de Periodismo

Puede interesarte

Altera el ecosistema del muro fronterizo

05 MIN 00 SEG Grupo REFORMA Ciudad de México (26 de mayo de 2024).-21:00 horas. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *